lunes, 9 de marzo de 2015

Steelheart

He visto sangrar a Steelheart

He de confesar de que tengo debilidad por Brandon Sanderson. Se ganó en parte mi corazonzito friki al declarar que, una de las primeras obras de calidad que recuerda es Vencer al Dragón de Barbara Hambly (Una historia de fantasia bastante atipica, que a su vez juega con los tópicos del genero. Con héroes realmente improbables y alejados del consabido Heroe de las 1000 caras).

Una de sus marcas de "la casa" es crear siempre un sistema de poderes totalmente nuevo en cada una de sus sagas. Ya sea la Alomancia de Nacidos de la Bruma, los Glifos de los Elantrinos... todos se antojan cosmologias nuevas e interesantes.

Esto en la novela que nos ocupa también es cierto. Dentro de algunos limites.

En Steelheart nos se nos cuenta como; a causa de un evento cósmico; la aparición de un nuevo astro en el cielo llamado Calamidad.  Empiezan a aparecer gente con poderes que solo podríamos calificar de superheroicos. Estas personas, llamadas Epicos, epitomizan el dicho de "El poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente". Ya que practicamente todos son supervillanos de un cariz tal que el Joker diria "oid, creo que os estais pasando".



De hecho muy alejados de su propia humanidad, empiezan a competir para establecer sus propios reinos. Los Estados unidos acaban como una nación Fracturada. En la cual una de las ciudades mas importantes que quedan es NeoChicago, gobernada por Steelheart que resumiendo muy escuetamente es el equivalente de Superman de los malvados Épicos.

David el protagonista de nuestra historia. Es un joven recien entrado en la mayoria de edad que tiene una vendetta personal contra Steelheart, ya que mató a su padre antes de hacerse con NeoChigago. Para vengarse, intenta unirse a un grupo de asesinos de Epicos conocidos como los Reckoners (Y que son lo mas parecido a los héroes de este mundo, siendo humanos normales).

La novela es sencillita, bastante amena, corta y rapida y con un ritmo agil. Mas que suficiente para unos cuantos días (Y yo soy un lector lento). Hay mucho dialogo y es mas que adecuada en su genero, que es el de la novela Juvenil. Quizas se echa un poco de menos dar mas profundidad al mundo, pero quizás la novela con sus cacharros de alta tecnología y su estética de comic pseudofuturista no resistiría un escrutinio mas severo. Otro "fallo" que se le puede achacar, es que a ratos parece una versión "mini" de El Imperio Final. (Un malvado tirano gobierna una ciudad desde su gran palacio, un grupo de rebeldes se le opone).

De todas maneras es una lectura recomendable, y mas si sois fans del genero o del autor.

Lo mejor: Lo amena que es.
Lo peor: Quizas no es tan cuidada en cuanto a coherencia como las otras obras de Sanderson.

Y lo veré sangrar de nuevo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada